Uncategorized

Comunicación en la empresa, por qué de su importancia

Para la mayoría de las empresas que tienen presencia en nuestro país, existe un desafío en común para todas ellas: conocer la importancia que tiene la comunicación, tanto a nivel externo como interno. La mayoría de las encuestas que se realizan a los empleados a nivel de motivación y de satisfacción personal en el entorno laboral, arrojan los mismos datos: para la mayoría de los empleados, la comunicación y la información de todo lo que está ocurriendo en su empresa es una de sus principales preocupaciones.

 

No obstante, y debido a que históricamente las empresas en nuestro país no le han proporcionado la importancia necesaria al ámbito comunicativo, cada vez son más los trabajadores que caen en la desmotivación como consecuencia de la falta de información acerca de todas las estrategias y oportunidades de negocio que se están llevando acabo en el interior de sus organizaciones.

 

Comunicación externa, vital para las empresas

Si existe un tipo de comunicación que sea especialmente sensible de cara a un posicionamiento frente al resto de la competencia es la comunicación externa. Es decir, aquella comunicación que se establece entre la empresa y todos los sujetos relacionados con la misma. Estos sujetos pueden ser desde los propios clientes hasta la competencia, pasando por los proveedores o, por qué no, los medios de comunicación.

 

Es importante entender que actualmente elaborar un plan de comunicación externa de éxito es mucho más sencillo de lo que era hace unas cuantas décadas. Esta explicación la encontramos en que gracias a la redes sociales, actualmente es posible obtener un importante alcance en una comunidad en concreto por medio de mensajes en los diferentes perfiles oficiales de la empresa. Y lo mejor de todo es que en la mayoría de los ocasiones, los mensajes son completamente gratuitos.

 

Mediante este tipo de comunicación, las empresas pueden mejorar y afianzar sus relaciones con los diferentes públicos con los que tienen que lidiar de manera diaria.

Comunicación interna, clave para el empleado 

Una vez hemos comprobado la importancia que la comunicación externa tiene para todas las empresas, es momento de entrar a valorar la comunicación interna de cada una de ellas. La comunicación interna es aquella que se establece entre la empresa y el cliente interno, es decir entre las empresas y todos los trabajadores que forman parte de una misma organización.

 

Una de las causas que provoca una mayor desmotivación entre los empleados es el hecho de que sean muchos los trabajadores que se enteran de algunas de las principales noticias de sus organizaciones a través de los medios de comunicación y de las diferentes redes sociales. Provocando la sensación de cara al empleado de que son simples números de los que se pueden prescindir en cualquier momento.

 

La falta de comunicación dentro de una empresa contiene importantes consecuencias negativas de cara a los empleados. De igual manera, es importante tener en cuenta que la falta de este tipo de comunicación acarrea importantes dosis de desmotivación para los empleados.

 

En este punto, conviene destacar que dentro de la comunicación interna se pueden discernir dos vertientes. Una de ellas es la comunicación horizontal, es decir aquella comunicación que fluye desde los órganos directivos de la empresa hasta los empleados de la misma, independientemente del puesto o el rango que ocupen en la jerarquía organizativa de la organización.

 

Por otro lado, también es importante destacar que existe la comunicación interna vertical es decir aquella comunicación que se realiza a través de  iguales en una misma empresa. Focalizada principalmente en proporcionar la mejor información posible en determinados espacios organizativos.